Chi kung, una alternativa para las enfermas de fibromialgia

Chi KungAunque todavía no está muy extendido, cada vez son más las personas que apuestan por la práctica del chi kung, una técnica oriental relacionada con la medicina china que ayuda a mejorar el tono muscular, el equilibrio, el sueño y la coordinación. Las enfermas de fibromialgia han apostado por esta práctica y desde hace tres años, la Asociación de Fibromialgia de Rota la incluye dentro del programa de actividades que proponen a todas sus socias con el fin de mejorar la calidad de vida.

Manuel Pacheco, reconocido especialista en medicina china en la localidad, se encarga dos veces a la semana de impartir estas clases que si bien al principio estaban enfocadas para las afectadas por esta enfermedad, dados sus buenos resultados y mejoras para la salud en general, Arofi ha decidido abrirlas a toda la ciudadanía. Así, dos días en semana, martes y jueves de 11:45 horas a 12:45, las interesadas ejercitan su cuerpo a través de ejercicios suaves y controlados en su local del Centro Social “El Molino”.

Según la presidenta de Arofi, María Luisa López-Tello, “son unos ejercicios que vienen muy bien a nuestra enfermedad porque te enseñan una filosofía de vida, te enseñan a relajarte, a respirar y adoptar posturas que alivian por ejemplo los dolores de espaldas que en el caso de las enfermas de fibromialgia son terribles”, explica la presidenta de la asociación que desde el primer momento, anima a que se practique esta tearapia. Trabajar la concentración, el equilibrio y la atención son cuestiones fundamentales para este colectivo afectado por una de las enfermedades que todavía cuestan diagnosticar. Aún así, están tan convencidas de que los beneficios del chi kung son beneficiosos para cualquier persona que sufra estrés, que han decidido apostar por ofrecerlo desde su sede a precios especiales. Por eso, la alternativa para mejorar su calidad de vida son los ejercicios y actividades recomendadas que ofrecen desde la asociación.

Chi Kung 2

Desde hace seis años, un grupo de mujeres roteñas decidió unirse y luchar por mejorar su calidad de vida, pelear por un buen diagnóstico médico y sobre todo, por ser reconocidas ante la sociedad como lo que son, enfermas. Una lucha que hasta ahora, reconoce María Luisa López -Tello, debe continuar porque los avances son lentos. “Este tipo de actividades así como el resto de las que ofrecemos desde la asociación como el reiki, manualidades, bailes de salón, atención psicológica y fisioterapeuta o los grupos de piscina, no curan nuestra enfermedad pero nos ayuda a tener una mejor calidad de vida que es lo que tratamos desde la asociación, ya que la mayoría de enfermas tenemos problemas de autoestima, de memoria o de atención y cada actividad es beneficiosa para una cosa”, explica la presidenta de Arofi que relata los mútiples síntomas que pueden sufrir las enfermas de fibromialgia. Alteraciones de sueño, problemas de tiroides, dolores musculares, problemas de ojos, pie, boca, cansancio y agotamiento son algunos de ellos por ello, solo piden ser atendidas específicamente y que la medicina siga investigando. Hasta ahora, la fibromilagia se ha señalado en muchas ocasiones como “cosas de amas de casa que están aburridas”, comenta María Luisa López -Tello que afirma “que con esta actitud, algunos médicos no se han reciclado y hacen mucho daño a las afectadas a las que no se les trata dándole un buen diagnóstico”. Por eso, la alternativa para mejorar sucalidad de vida son los ejercicios y actividades recomendadas que ofrecen desde la asociación.

Las interesadas en acudir a las clases de chi kung pueden pasarse por la sede de esta asociación situada en el nuevo Centro Social “El Molino” junto al pabellón polideportivo “Manuel Villalba”.